El género femenino a lo largo de la historia se ha enfrentado a diversas situaciones que atentan contra su libertad y sus derechos, históricamente en México la mujer ha ocupado un rango inferior al hombre desde el nacimiento, otorgándoles más atención a los varones y colocando a las niñas a su servicio.

Y si esto ha tenido lugar desde el seno mismo de la familia, la situación en la vida cotidiana ha sido igual o peor.

Un símbolo de esta lucha es el ahora conocido Día Internacional de la Mujer que se celebra el ocho de marzo declarado por la ONU en 1975. Dos años más tarde se convirtió en el Día Internacional de la Mujer y la Paz Internacional. En Estados Unidos se celebra oficialmente desde 1994, a pesar de que es en aquel país donde se encuentran los orígenes de la conmemoración.

Pero para llegar a esto se registran algunos antecedentes, a mediados del siglo XIX, en plena revolución industrial. El 8 de marzo de 1857, miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema ‘Pan y rosas’ para protestar por las míseras condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil.

A partir de entonces hubo distintos movimientos, como la huelga de las camiseras de 1909, otro episodio relevante y el más recordado para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo se produjo el 25 de marzo de 1911, cuando se incendió la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Un total de 123 mujeres y 23 hombres murieron. La mayoría eran jóvenes inmigrantes de entre 14 y 23 años.

Según el informe de los bomberos, una colilla mal apagada tirada en un cubo de restos de tela que no se había vaciado en dos meses fue el origen del incendio. Las trabajadoras y sus compañeros no pudieron escapar porque los responsables de la fábrica habían cerrado todas las puertas de escaleras y de las salidas, una práctica habitual entonces para evitar robos.

Finalmente, en Europa, fue en 1910 cuando durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, celebrada en Copenhague (Dinamarca) con la asistencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, se decidió proclamar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Pero no solo laboralmente las mujeres han sido violentadas, el propio hogar es otro de los lugares donde se ejerce violencia de toda índole, pero muchas veces se invisibiliza porque nos parece “normal”.

La Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, define la violencia contra las mujeres como cualquier acto u omisión que cause daño o sufrimiento emocional, físico, económico o sexual —incluso la muerte— tanto en el ámbito privado como en el público. Dicha violencia está basada en el sometimiento, discriminación y control que se ejerce sobre las mujeres en todos los ámbitos de su vida, afectando su libertad, dignidad, seguridad e intimidad, violentando así el ejercicio de sus derechos, lo anterior se especifica en la Encuesta nacional sobre la dinámica de las relaciones en los hogares 2006, que publicó Inegi.

Este documento también menciona que la violencia contra las mujeres concibe el sometimiento de la mujer en todos los aspectos de su vida; enfatiza que afecta su libertad, dignidad, seguridad, intimidad moral y física. La violencia contra las mujeres puede ocurrir bajo cualquiera de las siguientes modalidades: física, sexual, emocional y económico patrimonial; o también traducirse en discriminación, hostigamiento, acoso y abuso, teniendo lugar ya sea en la esfera privada o pública; es decir, no sólo se considera cuando ocurre en el contexto de la vida en pareja, sino también cuando acontece en el ámbito comunitario-social, educativo o laboral.

Se da por sentado que dentro del matrimonio es normal que ocurran peleas o discrepancias, pero este mismo libro nos realiza algunas precisiones, “Las desavenencias conyugales no son sinónimo de violencia. Los conflictos en sí mismos no son negativos, sino consustanciales a cualquier relación de pareja. Lo que diferencia a una pareja sana de una violenta es que la primera utiliza formas adecuadas de solución de problemas, mientras la segunda recurre a la violencia como la forma más rápida y eficaz de zanjar —provisionalmente— un problema. Se trata, en este caso de una herida cerrada en falso.”

Pero esta situación no para ahí, pues la violencia contra las mujeres también se da en el ámbito escolar donde ocurren situaciones de discriminación, hostigamiento, acoso y abuso sexual. Mención aparte merece la situación que se vive en el ámbito rural.

En las comunidades se considera que una mujer “cabal” debe aprender a pensar y actuar de acuerdo con las normas comunitarias: obedecer las órdenes de su marido y de sus suegros, realizar eficientemente las labores domésticas y cumplir con el papel de procrear y cuidar a los hijos. Además de realizar la mayor parte del trabajo doméstico, las mujeres son requeridas también para participar en algunas tareas del trabajo agrícola.

Como resultado se dan una serie de violaciones a los derechos y libertades de la mujer la cual padece un sometimiento absoluto, pues es lo que se espera de su rol femenino.

En fin, que el Día de la Mujer es un recordatorio de la igualdad de género y de lo mucho que nos falta al género masculino, a pesar de vivir en pleno siglo XXI, de aceptar y reconocer a las mujeres como nuestras pares sin jerarquías de ningún tipo, pues en la medida en que reconozcamos esto se encuentra el control de la violencia que se ha detonado en los últimos años con las mujeres en las calles, volviéndose un foco de inseguridad inconcebible, es más, vergonzoso para quienes se ostentan como hombres, pues es un hecho que salta a la vista cuando de repente en pleno metro de la Ciudad de México se registran secuestros, lo que nos lleva a mencionar la trata de personas.

Personalmente había creído que la igualdad de género estaba ganando terreno pero no salgo de mi asombro al darme cuenta que falta mucho por hacer y por educar, porque el respeto a las mujeres también se aprende en casa.

Comenta: malo_en@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here