Con la aprobación de reformas y adiciones a la Ley de Ecología y Medio Ambiente del Estado de Tlaxcala por parte de la mayoría de los integrantes de la LXIII Legislatura local, quedó prohibido el uso, facilitación, entrega o venta de bolsas y popotes de plástico, así como de artículos hechos a base unicel y/o polietileno para fines de envoltura, transportación, carga y traslado de productos adquiridos o retirados dentro de cualquier establecimiento comercial.

El dictamen elaborado por la Comisión de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Ecología; la Comisión de Puntos constitucionales, Gobernación y Justicia, y Asuntos Políticos; así como la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales que partió de la propuesta de un ciudadano y un diputado local, señala que de no cumplirse este ordenamiento los establecimientos podrían ser sancionados desde cinco hasta con 5 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Lo anterior, al darse a conocer que en Tlaxcala, se ha encontrado que los restauranteros llegan a utilizar hasta quinientos popotes de plástico diariamente, lo que representaría que al mes ocupen hasta quince mil artículos de este tipo que a la vez generan un importante índice de contaminación ambiental. Además de que la generación de desechos sólidos de material plástico se ha convertido en uno de los principales problemas del subsuelo y muchos de estos terminan en la cuenca del río Zahuapan.

Cabe mencionar que algunas disposiciones generaron molestia entre los legisladores por lo que la diputada de la Mesa Directiva, declaró un receso que duró más de una hora, tiempo en el que los diputados se reunieron en el Salón Verde para llegar a un acuerdo antes de discutir la iniciativa en el pleno.

Una vez reiniciada la sesión se informó que la Coordinación General de Ecología será la encargada de prevenir, controlar y abatir la contaminación por el uso los artículos antes mencionados, también vigilará que las bolsas de plástico que se entreguen cumplan con los criterios, normas de producción, consumo sustentable de reducción, reciclaje y reutilización, de modo que garanticen la disminución de los impactos ambientales asociados a la extracción de materiales, transformación, manufactura, distribución, uso y destino de estos productos plásticos.

De igual forma, la CGE deberá informar a la ciudadanía este mandato a través de campañas de concientización y asistencia gratuita para capacitar a los compradores en general, sobre las posibles alternativas con las que podrán sustituir las bolsas de plástico.

A petición de la diputada del PVEM, Maribel León Cruz, y tras ser aprobado por los legisladores se amplió el periodo de entrada en vigor de las multas de seis meses a un año, por lo que a partir de marzo de 2020, ello para evitar pérdidas económicas a los establecimientos que por antelación adquirieren dichos productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here