Tras el presunto homicidio del director de Seguridad Pública del Carmen Tequexquitla, Humberto Arcovendiz, y la renuncia de por lo menos cinco policías municipales por temor a sufrir un atentado, el director de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Eduardo Valiente Hernández, reconoció que están en su justo derecho si no encuentran las condiciones necesarias para continuar en el cargo.

Por cuestiones de salario y de riesgo, los jóvenes no aspiran a ser policías, sin embargo, hoy se cuenta con 35 nuevos cadetes para la CES que están en formación, mismos que deberán cumplir seis meses de curso teórico-práctico, también cadetes municipales en formación inicial (…) existe una importante rotación en las direcciones de seguridad municipal porque se le dificulta a los ayuntamientos conservar a sus elementos”, expuso.

Aseguró que esta situación no deja en estado de indefensión a la población, toda vez que, independientemente de ese suceso, en esa región existe la presencia de elementos de la Policía Federal, de la División de Seguridad Regional y el Ejército, quienes trabajan en conjunto con la policía estatal y municipal, para combatir el robo de vehículos y transportes, delito que afecta en mayor medida a la zona.

El mando de seguridad negó que el hecho sugiera que Tequexquitla es un foco rojo, aunque reconoció que el evento no debe ser subestimado, por lo que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya realiza las investigaciones pertinentes.

Agregó que en los 60 municipios hay presencia de la CES, puesto que la corporación está dividida en 12 regiones y el despliegue de elementos obedece a la incidencia delictiva de cada municipio, principalmente aquellos que pueden mostrar alguna debilidad institucional en razón del número de policías como es el caso de Tlaxcala, Huamantla y Apizaco.

Sobre las declaraciones del alcalde de Tequexquitla, Oscar Vélez, quien refirió que sus policías no cuentan con armamento por lo tardado de los procesos administrativos que se siguen, Valiente Hernández recalcó que son procesos independientes que llevan su tiempo, pero si los munícipes  se empeñan en cumplir con cada uno de los requisitos podrán generar avances.

“No es un tema de apoyar o ayudar, no es un tema de paternalismo, hay una corresponsabilidad y siempre lo he señalado de esa manera, recientemente tuvimos la reunión de la Conferencia Estatal de Directores de Seguridad Pública Municipal y son mecanismos de integración, de articulación para llevarlos prácticamente de la mano en todos estos procesos”, explicó.

Subrayó que los elementos deben tener un curso de formación inicial, exámenes de control y confianza vigentes y aprobados, una evaluación de desempeño y su curso de siete habilidades básicas.  Además para la obtención colectiva de portación de arma de fuego deben pasar las pruebas que corresponden al Centro de Control y Confianza así como a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here