En el marco del Domingo de Ramos, que marca el inicio de Semana Santa, el obispo en Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino, llamó a la feligresía a renovar su fe y así cumplir con su misión en la iglesia.

“Con nuestra fe y confianza en Dios, con los procesos de asumir todas aquellas situaciones difíciles en nuestra vida, vamos dándole sabor al mundo, ustedes son la sal de la tierra”.

Durante la homilía, desarrollada en la catedral de nuestra señora de la Asunción, el obispo en compañía de fieles, leyó los pasajes referentes a la vida, obra y crucifixión de Jesús, escritas por el evangelista San Lucas.

“Recordemos que san Lucas es el Evangelista de la misericordia quien señala lo más importante y misericordia del Señor y las palabras del hijo pródigo, gracias a su intención”.

El jerarca de la iglesia católica, detalló que la razón de la existencia debe ser encontrada por cada individuo, sin embargo, pidió confianza en dios, quine intercederá en el mejor momento.

Previo a la homilía, el obispo de Tlaxcala recorrió las calles de la ciudad capital con un grupo de personas que entonaron cantos y de manera simbólica escenificaron el andar de los apóstoles.

Al llegar a la iglesia y luego de oficiar misa, quienes abarrotaron la catedral, se acercaron al obispo para recibir su bendición y así bendecir sus palmas, mismas que fueron desde pequeñas y modestas cruces, hasta hojas con figuras elaboradas y de gran tamaño.

Pidió a los fieles elevar una oración, para reconocer que han pecado o se han alejado de dios, sin embargo, al abrirse a la misericordia, esta se desbordará en sus personas.

Luego de este domingo, vendrán importantes eventos desde el jueves, viernes y sábado de la presente semana, fechas en las que se recordarán la vida, pasión y muerte de Jesús.

Momentos que dijo Salcedo Aquino, se deberán vivir en misericordia, así como el espíritu encomendado en el padre y en Jesús, para hacer su voluntad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here