Abad Lira Conde, es un creador de cerveza artesanal del municipio de Contla de Juan Cuamatzi, quien desde hace nueve años se ha dedicado a producir esta bebida de manera comercial.

Se trata de la cerveza artesanal Ayotochtli, que desde el 2010 agrupó a cuatro personas que colaboran para producir esta bebida con distintas variantes, tonos y recetas únicas en el mercado.

Visión global

Su idea, a partir de diciembre del año pasado fue tomar en serio su producción, pues son ya varios los estados a los que llega esta cerveza, a pesar de ser del estado y contar con un buen número de zonas y lugares de distribución, su interés se encuentra en el mercado nacional, ya que llegan a estados como Michoacán, Puebla, Mérida, Querétaro, Ciudad de México y Tlaxcala.

Su pretensión y enfoque de competencia nacional, los ha llevado a participar en diversos concursos, el más reciente fue hace tres semanas en Guadalajara, del cual salieron victoriosos, algo que les brinda un empuje comercial y personal para continuar con su labor.

Artesanos de cerveza con visión nacional

Inició como un pasatiempo

Lira Conde, relató que su interés por esta bebida cambió al pasar del tiempo, pues imaginaba solamente procesos industrializados, sin embargo, al escuchar el concepto de cerveza artesanal, se interesó en el tema.

“Me puse a investigar y me di cuenta que era posible hacer cerveza en casa con el equipo mínimo y luego me comenzó a llamar mucho la atención, porque se describen perfiles muy distintos a lo que conocía, ya sea nivel de alcohol, de tostado, nivel de amargor, son cosas que salen del perfil de una cerveza industrial”.

 Salida al mercado

Recordó que sus inicios en la comercialización de este producto 100 por ciento tlaxcalteca, fueron en el beer fest de Puebla, momento que aprovechó para entregar muestras de su producto aun sin etiquetar, sin embargo, fue tal su aceptación, que casi de inmediato recibió llamadas de potenciales clientes.

Actualmente cuenta ya con un equipo de producción diseñado para obtener grandes cantidades de cerveza artesanal y con la opción de brindar distintos resultados respecto al cuerpo, aroma, sabor y notas frutales o perfumadas.

“El equipo que tenemos consta de tres ollas, de las cuales una es preparación de agua caliente, un macerador donde mezclamos agua caliente con la malta para la extracción de azucares y una olla de hervor donde se adjuntan lúpulos u otra especie y al final pasa a fermentadores donde el líquido permanece de dos a seis semanas y finamente, pasamos a barriles de fermentación”.

En total, Abad Lira detalló que su producto toma en cocción de seis a doce horas, en fermentación lleva de una hasta dos meses y el resto del año se lleva en maduración.

Mil litros mensuales es la capacidad actual de producción que tiene esta cervecera tlaxcalteca, sin embargo, no han explotado en su totalidad esta capacidad, sin embargo, el equipo de trabajo no duda que esto lo puedan lograr, dada la aceptación de la cerveza que producen, por lo que actualmente trabajan a un 30 por ciento de su capacidad. 

Artesanos de cerveza con visión nacional
Artesanos de cerveza con visión nacional

El nombre

Ayotochtli quiere decir armadillo, simbología que se traduce de temporalidades y significados en náhuatl, conceptos que se les hicieron interesantes para transmitir a través del nombre y sus sabores distintos mensajes ancestrales combinados con su ingenio.

Visión de negocio

El equipo de productores contlenses, cuentan con un enfoque de competencia nacional, en el cual buscan crecer a pesar de la importante competencia, sin embargo, su característica es ser representativos.

Artesanos de cerveza con visión nacional

Etiquetado

Esta cerveza artesanal es todo un arte, ya que las etiquetas fueron tomadas de obras realizadas por un ilustrador tlaxcalteca llamado Enrique Martínez, quien anteriormente se encuentra en el Centro Cultural de Apizaquito.

Sus talentos combinaron de inmediato, ya que sus trabajos se basan en los armadillos, por lo que comparan ideas en cuanto a tonos y conceptos de las cervezas y el artista realiza las ilustraciones, lo que convierte a esta bebida en una obra de arte.

 Con un camino largo por recorrer todavía, Abad Lira no se considera maestro cervecero, pues sabe que requiere de mayor experiencia para lograrlo, pues aseguró que a nivel local este mercado tiene un retraso estimado de diez años, en comparación con el estadounidense, el cual dijo, es el que mayores conocimientos tiene sobre el tema de la cerveza artesanal.

Finalmente, el empresario dejó abierta la invitación para que el público que desee conocer de cerca su trabajo y los sabores de su producto, puedan visitar de manera directa su planta, situada en el municipio de Contla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here