Durante el cerrojazo de feria en Huamantla, enmarcado por la celebración de la tradicional “Huamantlada”, fuimos testigos de la reivindicación de un torero que desde su etapa como novillero advertía buenas condiciones para figurar entre la baraja taurina del país: José Mauricio.

El triunfo fue absoluto para el torero capitalino avecindado en San Luis Potosí, quien lidió por nota a un soberbio toro de la ganadería de Mimiahuapam, con el que se recreó desde el inicio de su trasteo lo mismo con los lances que con la muleta.

Mixiote” fue el platillo que José Mauricio degustó y convidó a los diletantes, quienes no perdieron detalle de una sublime faena que motivó el indulto de ese ejemplar que será recordado por muchos años en Huamantla, y que tocó fibras sensibles de los aficionados.

El aún joven torero está volviendo por sus fueros, después de que él mismo nos compartiera en una entrevista concedida a inicios de año para La Otra Fiesta del Periódico Síntesis, que había caído en una etapa de incertidumbre en su carrera, a consecuencia de la falta de oportunidades.

Sin embargo, ya desde el año pasado ha evidenciado un dinamismo importante que, gracias a triunfos importantes, se ha colocado como un exponente taurino mexicano indispensable para las diferentes ferias de nuestro país.

Ya era hora para un torero que ha picado piedra desde el inicio de su carrera que le hiciera justicia la revolución, en una etapa en la que él mismo se asume como un matador más maduro, con cabeza y asentado bien en la realidad.

El ser afable en la plática, y la amabilidad en el trato, la traslada al ruedo, frente a los toros. Es un torero ortodoxo pero que no aburre, sobre todo a los paladares más exigentes de la afición.

Con la figura bien erguida, elegancia y limpieza, cita, templa y manda las embestidas de sus toros. Lo del sábado en Huamantla no desentonó con su estilo, muy propio por cierto, y que no se parece a ningún otro.

José Mauricio desarrolla un toreo principesco, forjado a la alta escuela y que lo llama a ser uno de los máximos referentes para aquellos aficionados de los que aún quedan pocos, los enterados y exigentes, pero también, para las nuevas generaciones de taurinos que buscan en una tarde de toros, enamorarse del arte que significa la batalla entre el hombre y la bestia.

¡Fermín Rivera en Apizaco!

Y ya que hablamos de toreo elegante y serio, el no menos serio torero potosino Fermín Rivera llegará a Apizaco este viernes para presentarse en el marco de las romerías taurinas que organiza el ayuntamiento de esa comuna taurina por tradición.

El nieto de Fermín Rivera Malabehar, y sobrino de Francisco “Curro” Rivera, tentará ganado de la dehesa tlaxcalteca de La Soledad, en lo que promete ser una noche de mucho arte y aprendizaje para  el puñado de jóvenes toreros que ya suelen acudir a la plaza de toros de Apizaco para que, aunque sea, se les permita pegar un muletazo.

La cita es el próximo viernes 30 de agosto a partir de las 6:30 de la tarde en la plaza Monumental Rodolfo Rodríguez “El Pana”, en un evento gratuito y que guarda un ambiente familiar.

Rumores

Cuentan en los mentideros taurinos que ya hay rumores sobre el virtual organizador de la feria taurina de Tlaxcala en su edición 2019.

A inicios de semana, nos enteramos que la empresa que durante los dos años anteriores organizó los festejos, no será la misma para esta edición.

Fue por medio de un comunicado, como la empresa “Feria Taurina Tlaxcala MDT”, anunció que, “fue decisión del patronato de feria el designar a otra empresa para organizar los mismos (festejos)”.

Sabemos que el aún matador de toros en activo, y ahora diputado local en Tlaxcala, Rafael Ortega Blancas, será quien tome las riendas en esta ocasión.

Por el bien de la fiesta y principalmente para preservar la tradición que tiene nuestro estado en lo que respecta a la presentación de festejos de feria de trascendencia, deseamos el mayor de los éxitos a la nueva empresa, que se preserve el espectáculo serio, verdadero y honesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here