La historia de Tlaxcala está unida al ferrocarril al ser tierra de caminos desde el siglo XIII y porque cuenta con una posición geográfica privilegiada, destacó el Jefe de la Red de Museos del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), Armando Díaz de la Mora.

Lo anterior durante la inauguración de la exposición denominada “El ferrocarril en Tlaxcala, 150 años“, que fue encabezada por el director general del ITC, Juan Antonio González Necoechea, quien destacó que esta exhibición busca no dejar morir la memoria, los recuerdos y la razón de ser de algunos municipios como Apizaco o Apetatitlán, lugares que fueron poblados por familias que llegaron en el tren.

“El tren siempre llevó progreso, cosas que no se conocían, personas que llegaron a poblar y lo sigue haciendo, el ferrocarril es un distintivo de Tlaxcala porque a pesar de estar en el centro del país, este medio cruza no solo las vías interoceánicas sino que también había ramales que surtían a la fábrica de San Luis Apizaquito hoy donde se ubica el Centro de las Artes”, recordó.

De acuerdo con cronistas, el territorio tlaxcalteca ha sido a través de los siglos el paso obligado entre los pueblos del altiplano central y los de la costa oriente, así como hacia el sureste. Incluso después del encuentro de las dos culturas hace 500 años, el camino que comunicaba a la capital del virreinato así como la conexión del camino de Tierra Adentro (que venía desde Coahuila y Durango) con Europa pasaba por la provincia tlaxcalteca.

El 22 de agosto de 1837 se expidió la concesión para una vía férrea que comunicara a la Ciudad de México con el Puerto de Veracruz, por ello se instruyó la construcción de una estación para el ramal a la ciudad de Puebla, misma que se asentó en Tlaxcala y que fue inaugurada por el entonces presidente de la República, Benito Juárez, en septiembre de 1869.

González Necoechea, extendió la invitación a la población en general para que acuda a conocer esta exposición, integrada por fotografías autoría de Nazim Avendaño Ramos, documentos históricos sobre este medio de comunicación facilitado por el historiador Armando Díaz de la Mora; una colección de libros, piezas y objetos ferroviarios, así como trenes antiguos a escala, propiedad de los coleccionistas René Delgado Castañeda y Sergio Delgado Mejía, objetos que se encuentran instalados en el Museo Miguel N. Lira.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here