Con cifras del programa de prevención de embarazo en adolescentes, el 12 por ciento de las 2 mil 830 mujeres embarazadas atendidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), corresponde a jóvenes, tan solo en el periodo de enero–julio de 2019, es decir 339 menores de edad, informó el jefe de prestaciones médicas, Bruno Hernández Hernández.

Puntualizó que tan solo en el mes de julio, 38 de las 372 consultas fueron para la atención de adolescentes, lo que representó el 10.2 por ciento y de 13 de las 16 unidades de medicina familiar se encuentran en “semáforo rojo”, es decir, arriba de 10 por ciento, en casos de menores de edad embarazadas.

En el país, el 99 por ciento de las jóvenes mexicanas ya tiene relaciones sexuales, cuatro de diez no se protegen y una de cada tres queda embarazada, de ahí la urgencia de atender la problemática.

Las estadísticas señalan que en la clínica ocho de Tlaxcala, Contla, San Pablo del Monte, Xicohtzinco, Zacatelco, Panzacola, Apizaco, Huamantla, Tlaxco, Nanacamilpa, Calpulalpan y Teolocholco, se tienen los mayores porcentajes.

En conferencia de prensa y con estas cifras, el delegado del IMSS, Gabriel Pérez Corona admitió que la delegación “está dentro de los focos rojos en el país, porque hay un corredor donde no se tiene la mejor educación en la cuestión sexual y hay una opresión de grupos antisociales que tienen trata de niñas, entonces eminentemente se ve un espejo donde tienen un producto anómalo y se tiene un resultado negativo que no abona a la sociedad”.

Por lo anterior, apuntó que las niñas son violentadas y por eso hay niñas que tienen hijos a edades tempranas sin haber siquiera entrado a su madurez personal, por ello, dijo que “el abuso sexual infantil marca y graba a la víctima todos los días de su vida, pues no está contenida la sexualidad forzada y además ninguna niña a los diez años de edad tiene deseo sexual”.

Ante este problema social, expuso que la delegación ha puesto en marcha el Programa de Prevención de Embarazo en Adolescentes, por lo que hizo un llamado a la sociedad en general a estar atento y que no sucedan este tipo de casos.

Gabriel Pérez advirtió que el 75 por ciento de la presión, acoso o abuso sexual son por parte de miembros de la familia o personas cercanas a la víctima, de ahí la necesidad de voltear el sistema de educación para orientar a las niñas sobre el tema de sexualidad para prevenir este tipo de agresiones.

En la información oficial que se presentó este martes, se desprende que el número de adolescentes embarazadas atendidas en cada una de las unidades de medicina familiar y el promedio de la delegación en el año 2000 fue de 22.3 por ciento de mujeres de quince a 19 años de edad en esta condición y en 2010 subió a 33.2 por ciento.

Refirió que la primera relación de las mujeres en estos casos fue entre los quince y 16 años de edad, pero se han identificado casos en personas de 10 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here