Este año, el tema que dirige la Semana del Espacio es “La luna entrada a las estrellas” debido a que durante este año celebramos 50 años de la llegada del hombre a la luna, así ese día después de múltiples esfuerzos logramos llegar a nuestro vecino mas cercano dentro del espacio exterior despertando dentro de nosotros la curiosidad y esperanza de llegar mas lejos y lograr descubrir más acerca de nuestros vecinos espaciales.

 

Para lograr esto, los astronautas enfrentan múltiples y variadas pruebas, pues aunque logramos crear ambientes donde el ser humano puede habitar, se enfrentan a la escasez de agua, pues esta se obtiene de las celdas de combustible que producen electricidad, generando una reacción entre el hidrógeno y el oxígeno para obtener el agua, sin embargo como en la estación espacial internacional no se cuenta con estas celdas, casi toda el agua con la que se cuenta, se obtienen periódicamente de la tierra.

Y es que sin lugar a duda, mas allá de cualquier reto o prueba, cualquier viaje para el hombre al salir de nuestra amada tierra, representará no solo un reto como se acaba de ejemplificar con un recurso tan básico como lo es el agua, también se enfrentan a los problemas que la falta de gravedad genera en el cuerpo.

Es por esto que los trajes espaciales juegan un papel fundamental en la vida de un astronauta, pues prácticamente lo mantienen envuelto dentro de la atmósfera de la tierra, protegiéndolo en contra de las temperaturas que se pueden presentar por ejemplo pueden ir desde los –129º C hasta los 121º C, por lo que el traje protege de cualquiera de los puntos de temperatura.

Como podemos ver, el hombre enfrenta retos muy variados y complejos al salir del planeta, sin embargo, eso no desanima para nada a los que se dedican de lleno a explorar el espacio, todo lo contrario, el hombre se fija nuevas metas, una de ellas siendo la más prometedora y a la que más recursos se le dedica, es a llegar a Marte a donde se espera que lleguemos para el 2033, donde el hombre tendría que enfrentarse a todo lo que ya enfrentó con la luna, pero a una mayor distancia del planeta que llama hogar.

Pero sabemos que si algo nos distingue como especie es nuestra tenacidad y la capacidad de lograr lo que muchas veces no se cree posible, es por esto que debemos celebrar a donde hemos llegado dentro del camino espacial y lo mucho que aún nos queda por descubrir y recorrer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here